Mis pasiones

Hace poco hicimos en clase una actividad titulada “mis pasiones”, en ella tuvimos que   dibujar nuestra mano y en cada dedo poner una de nuestras pasiones. En este apartado del blog en el que hablo sobre mí, me gustaría compartir con vosotros las mías:

1. Mi gran pasión son los niños. Desde pequeña he estado siempre rodeada de niños pequeños y siempre quería jugar con ellos y cuidarlos, cuando fui creciendo también me empezó a gustar enseñarlos y cuando podía reunía a mi hermana o a algún primo o vecino y hacía de profesora con ellos, les fabricaba mis propias fichas, hacía diferentes actividades con ellos, hacíamos manualidades… además, en sexto de primaria iba todos los recreos a ayudar a las seños de infantil con sus niños. Ahora que he crecido sigo intentando dedicar todo el tiempo que puedo a esta gran pasión. Desde pequeña he tenido claro que ser maestra era mi vocación, que en un futuro no me veía trabajando de otra cosa y que era la única forma en la que me levantaría todos los días con una sonrisa. Ahora que tengo esta realidad más cerca me siendo afortunada y feliz.

2. Otra de mis pasiones es la música. No puedo pasar ni un solo día sin escuchar música y la necesito para todo, para cuando estoy bien y para cuando estoy mal, para cuando me divierto y para cuando quiero relajarme. Me gustan tipos muy variados de música y también el baile, ya que de pequeña me dedicaba a ello. Como dice Nietzsche “Sin música la vida sería un error”.

 

3. También me encanta viajar. He visitado varios lugares y en un futuro me gustaría visitar muchos más. Me gusta mucho conocer sitios nuevos y descubrir costumbres y culturas diferentes a la mía. Como suele decirse “No viajes para escapar de la vida, viaja para que la vida no se te escape”.

4. Otra de las cosas que me gustan mucho y a la que dedico todo el tiempo que puedo es a leer. Desde pequeña me encanta leer, la lectura siempre ha estado muy presente en mi casa y he crecido entre libros. Ahora soy yo misma la que voy comprando libros por donde paso y también la que lee cuentos a los más peques de la casa.

5. Y por supuesto, mi principal pasión es mi familia. Pienso que soy lo que soy gracias a ellos y que sin su confianza y apoyo incondicional no habría llegado a donde estoy hoy en día. Tengo que resaltar especialmente a mis dos hermanos pequeños con los que puedo disfrutar al máximo de la primera pasión que os hablaba.

Os animo a que hagáis esta actividad con los niños. También os dejo este fragmento del libro Enseñar a nativos digitales de Prensky, que invita a reflexionar sobre la necesidad de conocer y dar valor a las pasiones de nuestros alumnos.

“Cada uno de tus alumnos tiene un interés principal, o pasión, si lo prefieres. Estas
pasiones son diversas e incluyen todos (cualquier cosa), desde la naturaleza, los deportes,
la lectura, la música, los vehículos, la historia, la medicina, la exploración espacial hasta
una gran variedad de otras áreas inesperadas. En algunos casos la pasión de un alumno
puede estar todavía oculta ante sí mismo. Y muchos alumnos tienen más de una pasión.
Saber cuáles son las pasiones de estos individuos, no de forma superficial sino con cierta
profundidad y detalle, es importante para los profesores de coasociación. La razón es que
las pasiones de los alumnos son las rutas y filtros a través de los cuales los profesores de
coasociación desarrollan un aprendizaje individualizado, un aprendizaje que permanecerá
en las mentes de los alumnos, será valioso en sus vidas y les hará querer aprender más.
Ahora hay una nueva expresión de moda circulando por ahí: aprendizaje basado en
pasiones.”